lunes, 14 de agosto de 2017

Luna de miel en Indonesia con Nusahti. Etapa Borneo

Organizar una boda en solo seis meses no es una tarea fácil, por lo que para preparar nuestra luna de miel decidimos recurrir a una agencia de viajes.

En nuestro caso, para el viaje de luna de miel contamos con Nusahti. Contactamos con ellos a través de Facebook y desde el principio todo fueron respuestas rápidas y eficaces.

Amanecer en Borobudur. Java
Organizamos el viaje junto a Nusahti, contando con su experiencia y recomendaciones en combinación con las ciudades y puntos de interés que nosotros queríamos visitar. 
Nos dejamos guiar bastante por ellos, creo que la fórmula de viaje organizado con una agencia de españoles viviendo en el país de destino es de las mejores.

Sin más introducción, pasamos a contar el itinerario y algunos consejos clave para cada uno de los destinos:
Etapa Borneo:

En primer lugar aterrizamos en Yakarta. Nada más bajar del avión te das cuenta que has llegado al sudeste asiático, ya que la humedad y calor te dan la bienvenida. Hicimos un primer día de conexión que aprovechamos para:
  • Cambiar dinero. Aunque en las guías y blogs recomiendan hacerlo en el aeropuerto, hay que evitar las taquillas de cambio de la terminal de llegadas. Tienen un cambio malísimo, rozando el timo. En los hoteles generalmente cambian sin comisiones, pero el mejor cambio lo puedes encontrar en algunas casas de cambio. Justo antes de cambiar hay que consultar a cuánto está el cambio oficial, pues la Rupia Indonesia (IDR) fluctúa bastante respecto al euro.
  • Comprar una tarjeta SIM con datos. Esto ya lo habíamos hecho en otros viajes y nos parece muy útil comprar un tarjeta de prepago nada más llegar. El objetivo aquí, más que tener datos para poder estar viendo el Facebook todo el día, es poder comunicarte con hoteles, drivers y demás negocios locales. Te facilita la vida a la hora de quedar, hacer reservas o consultar información de horarios etc.
Yakarta, antigua Batavia, dicen que tiene poco que visitar, por lo que nos quedamos en un hotel cerca del aeropuerto. Hay mucha oferta, y nosotros nos alojamos en el FH7 Resort, que tiene piscina y un servicio de recogida en el aeropuerto muy bueno.

Tras el día de conexión en Yakarta volamos hacia Pangkalan Bun, en la Isla de Borneo, donde nos esperaba nuestro guía para adentrarnos en la Selva de Borneo en el Parque Nacional de Tanjung Puting. En nuestro caso esta excursión fue de 3 días y 2 noches en el típico Klotok, un barco de río.


La visita a Borneo ha sido increíble, hemos podido ver al famoso orangután en tres puntos diferentes de la selva. Son estaciones donde les dejan plátanos y los orangutanes acuden a comer cuando tienen hambre. Primero come el macho alfa, que solo hay uno por manada, y después el resto de miembros. 
También nos contaban que en las épocas de lluvia, como hay fruta suficiente en la selva, a veces acuden pocos, pero en nuestro caso estábamos rodeados de orangutanes y fue una experiencia muy bonita.

En los días de excursión  vimos muchos animales, insectos y plantas. Vimos macacos, narigudos en la ribera del río y los silenciosos gibones. Una de las noches dormimos con el amarre debajo de un árbol repleto de luciérnagas, la verdad es que es una experiencia mágica.
También hemos podido ver al famoso Mochichanclero del sudeste asiático, al que le hemos dedicado una entrada del blog completa.





Turismo responsable:

Como uno de los puntos a mejorar del Parque Nacional es la suciedad del primer tramo del río. Este tramo es de un color marrón turbio, debido a las minas ilegales de oro que se encuentran aguas arriba. Se puede ver la diferencia del agua en el segundo tramo de excursión, cuando te adentras en un río de aguas negras cristalinas. 
Es un problema del que Indonesia lleva años intentando escapar, al igual que de la deforestación por la venta ilegal de madera y el cultivo de aceite de palma. Problemas complejos y con difícil solución. Muchos locales nos contaron que viven de eso y que no hay alternativas reales de empleabilidad en la región.

Bonus:

A lo largo de toda la ribera veréis edificios como el de la imagen. No son ni graneros, ni secaderos, son edificios granjas que con altavoces hacen el trino de llamada a un golondrina del tipo Collocali. Estas golondrinas construyen sus nidos con saliva dentro del edificio y los nidos son recolectados. Estos nidos tiene un alto precio en el mercado asiático y son vendidos como productos afrodisíacos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario