domingo, 20 de agosto de 2017

Cherki un juego de mesa Indonesio

En una de las excursiones que hicimos en nuestra etapa en Bali, nuestro guía nos llevó a un ring donde se hacen peleas de gallos. Explicándonos como se desarrollan las peleas, nos llamó la atención que mencionaba que entre pelea y pelea jugaban a un juego de cartas.

Dio la casualidad de que nos encontramos varias de estas cartas en el suelo y las guardamos. De esta forma cuando llegamos a la ciudad, enseñándolas dimos con una tienda donde las vendían y compramos un paquete de cartas de la marca Pura Dewa. Menos de 60.000 rupias unos 4€.



El juego resultó ser el Cherki (también conocido como Ceki), es originario de Asia Sudoriental. Pueden jugar cualquier número de jugadores de 2 a 6. Cada paquetito tiene 60 cartas (30 patrones diferentes, cada uno repetido dos veces). Para jugar el juego, se requieren 2 paquetes / barajas, de modo que cada una de las cartas se repita cuatro veces.




El juego en sí es sencillo, las cartas de valor se dividen en tres grupos cuyos nombres occidentales son monedas, cadenas y miríadas. Cada grupo tiene nueve cartas de valor, que van de 1 a 9. Existen tres cartas "especiales" o de honor que se llaman Flor Blanca, Flor Roja y Mil años.

Hay un jugador que es la mano, elegido al azar, que baraja el paquete y pide al jugador de su derecha que corte. Luego reparte dos cartas a cada uno de los jugadores, en sentido horario, repitiendo la operación cuatro veces para un total de ocho cartas.

Los jugadores no pueden mirar las cartas hasta que se hayan repartido todas. Las cartas restantes se colocan boca bajo en una pila en el centro de la mesa. El primer jugador (a la izquierda del crupier) abre el juego tomando su turno.

El objetivo del juego es formar tres conjuntos de tres cartas del mismo valor: por ejemplo, tres 5s, tres 9s y tres 1s. En la formación de los tríos, los grupos tienen ninguna consideración, por lo que un 7 de monedas y dos 7 de Miriada, haría un trío de 7s.
Es fácil formar estos conjuntos haciendo coincidir los marcos de las tarjetas, porque los tres deben tener el mismo patrón de marco. Las tarjetas de honor forman solamente conjuntos del mismo tipo (es decir, tres flores blancas, tres flores rojas, tres mil años).
Trío de 3s a la izq y trío de 4s a la derecha

Cada conjunto vale la suma de las cartas de las que está hecho, por lo que el conjunto de la foto  valdría 3 + 3 + 3 = 9 puntos y 4 + 4 + 4 = 12 puntos . Las cartas de honor sólo valen 1 punto (cada set marca 3 puntos), por tanto las combinaciones más preciadas son las de tres 9 (vale 27 puntos).

El principio simple en el que se construyen los sets es que cada jugador, a su vez, puede elegir entre sacar una carta de la pila o escoger el último descarte hecho por el jugador anterior. En el primer caso, puede decidir guardar lo que ha encontrado, descartar una de las cartas que ya tiene en la mano, o descartar de inmediato la que acaba de sacar. Por lo tanto, al final de su turno, cada jugador siempre permanece con ocho cartas.

Todos los descartes deben ser apilados en un montón, pero sólo se puede coger la última carta.

Con ocho cartas en mano, sólo se pueden obtener dos tríos y un par. Cualquier jugador que tenga esta combinación tiene que decir en alto"cherki". Al hacerlo, coloca la última pareja boca abajo frente a él.

Cuando se dice "cherki" se está advertiendo a otros jugadores de que se está esperando la última carta para ganar. A partir de este momento, su único objetivo será obtener la tercera carta que coincida con su pareja, y ya no se le permite hacer más cambios en sus dos sets completos.

Ganar la partida

El primer jugador que complete tres tríos es el ganador. Cuando un jugador que ha dicho "cherki" obtiene la última carta que está buscando, pone todas sus cartas boca arriba, mostrando los tres sets. Él es el ganador de la mano, y el único jugador que se anota los puntos.

Luna de miel en Indonesia con Nusahti. Etapa Bali

Después de los majestuosos templos de Java, nuestra siguiente etapa nos llevó a la isla de Bali, repleta también de templos, arrozales y bonitas playas. En este caso no tuvimos guía y nos estuvimos moviendo por nuestra cuenta con drivers, siguiendo el itinerario diseñado por Nusahti.


Etapa Bali:


Esta nueva etapa empezaba en la capital de la isla, Denpansar. Desde el aeropuerto se nota que es una isla a la que el turismo le ha dado bastante dinero y se notan unas infraestructuras más preparadas e incluso bonitas. El aeropuerto de Denpansar es curioso estéticamente y no tiene nada que envidiarle en cuanto a infraestructuras a un aeropuerto medio de una ciudad europea.

Nuestro centro de operaciones en Bali, era en la ciudad de Ubud, capital cultural de la isla y centro geográfico desde donde visitarla. 
Como íbamos a estar seis días el hotel de Ubud era importante que fuese bueno para poder descansar bien, ya que pretendíamos visitar bastantes puntos de interés de la isla y por tanto hacer muchos kilómetros.

Nusahti nos reservó en el The Evitel Resort Ubud, es un hotel que tiene una localización inmejorable pues está en el centro de Ubud. Pero tenéis que tener varias cosas en cuenta a la hora de que os den habitación. Que la habitación no dé a la calle principal, es la más transitada de Ubud y hay ruido constante, además la otra orientación del hotel es preciosa, pues da a un arrozal. Por último yo pedí habitación en la segunda planta, la última planta da justo debajo de cocina y comedor.

Después de la primera noche para establecernos los días siguientes hicimos por días las siguientes vísitas:

Día 1 en Bali:


  • Campuhan
  • Pura Tirta Empul
  • Pura Gunung Kawi
  • Terrazas de arroz de Tegalalang
  • Pura Sebatu

Hay que acordarse de llevar bañador y toalla para esta excursión, pues en el tempo de Pura Tirta existe la posibilidad de darse un baño en sus supuestas aguas purificadoras.

Piscinas de agua sagrada en Pura Tirta
El templo de Pura Tirta Empul es el más popular, pero a escasos 10 minutos por unas escaleras que hay a la derecha de la entrada se llega al templo Pura Pegulingan. Es un templo precioso que además está vacío y rebosa de paz y tranquilidad.

Pura Pegulingan

Terrazas de arroz de Tegalalang
En las terrazas de arroz de Tegalalang hay que pagar una entrada al principio. Pero ojo es la única que hay que pagar. Paseando por los arrozales os encontraréis con dos o tres puestos con pinta oficial en la que os pedirán una donación. Exacto es una donación y no tenéis obligación de pagarla por muy cabreado que se pongan. Nosotros no pagamos ninguna donación en Tegalang por las formas de los que están en las casetas.

Nos dimos un paseo muy bonito con el atardecer por las terrazas y subimos hasta la cima, donde hay un barco de madera llamado "Titanic". Por el camino vimos gente local haciendo sus labores y que siempre te devuelven una sonrisa y están dispuestos a que te tomes una foto con ellos.





Día 2 en Bali:
Después de un primer día completo visitando templos, organizamos un día en bicicleta partiendo del pueblo de Kintamani. Empezamos parando en un mirador frente al volcán de Mount Batur. Allí conocimos al guía que nos iba a llevar por los verdes senderos repletos de palmeras, arrozales y maizales de la zona central de Bali.
Mount Batur
Durante la excursión pasamos por varios pueblos, el guía muy amable nos llevo a su casa para presentarnos a su familia. En esta visita un poco más personal nos contó sus costumbres y como se organizan las casas típicas Balinesas, con sus templos privados incluidos.
Arrozales en Kintamani
También, saltándose un poco el guión de la excursión, nos llevó a un ring dónde se celebran las tristes peleas de gallos, nos explicó bastante acerca de esta realidad. Nos impactó tanto que hemos escrito un post acerca de las peleas de gallos.

También nos contó acerca de un juego de mesa llamado Cheky, al cuál ellos lo juegan apostando dinero entre las peleas de gallos, pero se puede jugar anotando puntos simplemente. El cherki se juega con unas cartas especiales, también le hemos dedicado un post individual explicando las reglas.

La excursión duró unas 4 horas, había otros packs que incluían rafting y/o visita a un parque donde hay elefantes. Pero creo que disfrutar de un día a bici sin prisas y parándote donde te apetezca es una experiencia muy recomendable.

Besakih
Día 3 en Bali:

Pueblo tradicional de Tenganan
Templo Goa Lawah
Jardines de Tirta Gangga
Playas del noreste (Candidasa, White Sand Beach, Virgin Beach, etc.) La playa de Candidasa la vimos solo de pasada. Realmente ya no hay playa como tal, esa parte de la costa se ha erosionado y la linea de playa con arena ha desaparecido. Por lo que únicamente quedan locales de comida al borde del mar y muchas rocas y piedras.
La playa bonita y a la que se accede por un camino de arena tras un paseo de 5 minutos es White Beach,  hay que pagar en el parquien y a la entrada de la playa nos volvieron a cobrar. No sabemos hasta que punto estos cobros van al bolsillo del mafiosete de turno o es algo oficial. Sin rayarnos mucho, buscamos un bar con tumbona y sombrilla y disfrutamos de un rico almuerzo, con nuestras Bintang y nuestro primer día de playa en Indonesia.


Día 4 en Bali:

Besakih
Nungnung
Ulun Danu Bratan. Este templo además de bonito es muy popular pues aparece en el billete de 50K rupias. Es un templo a la orilla de un lago que tiene un vistas preciosas. A la hora de visitarlo hay que tener en cuenta que está a 1200 metros, hace fresquito y por lo general llueve de forma intermintente.


Ulun Danu Bratan
Tananlot. Es un templo en la costa, la imagen de cierre de esta entrada es de allí. El consejo en este punto es dar una vuelta por la zona, llegar incluso a la punta más extrema de la playa, donde hay unos acantilados. Una vez en los acantilados, nosotros nos colamos al campo de golf, dice que propiedad de Donald Trump, lo atravesamos y de repente dimos con el restaurante que tiene las vista de la puesta de sol. Hay que ir un poco pronto para coger sitio en primera fila, nosotros merendamos con un café y tortitas mientras veíamos un atardecer mágico.

Nuestros días en Bali, no terminaban tras las excursiones de la mañana. Normalmente por las tardes nos dábamos un paseo por la ciudad y disfrutábamos de su ambiente. No faltaba la típica Bintang grande con dos vasos para compartir.

Ulun Dana Bratan
Otra de las cosas que disfrutamos bastante en Ubud, fueron los masajes. El precio del masaje en un sitio decente en Ubud, es muy bajo y tras los tutes de andar y bici que nos metíamos por las mañanas no dudabamos en buscar una excusa para darnos un masaje de 60 minutos.

Otra tarde fuimos a un espectáculo de danza balinesa. Las entradas las compramos esa misma mañana en la oficina de turismo. Es un espectáculo curioso que no hay que perderse, recomiendo ir con antelación para coger asientos en las primeras filas.


Tanalot

Siguiente etapa del viaje en Gili y Komodo

Bonus:
No podría terminar este etapa sin mencionar el masaje a cuatro manos que nos dimos en The Kayma Spa. Nos trataron estupendamente, se nota que son profesionales, las instalaciones están perfectas y con vistas a un arrozal. Además la pasta y el té del final están deliciosos.
El local está un poco escondido en una de las perpendiculares de la calle Monkey Forest y su relación precio calidad es buenísima.

We should not end this episode without mentioning the four-hand massage we did at The Kayma Spa. We were treated very good, we note they are professional, the facilities are perfect and there are views of a rice field. Plus the sweet and the ginger tea at the end are delicious.
The place is a bit hidden in one of the perpendiculars of the street Monkey Forest and its price relation quality is very good.



martes, 15 de agosto de 2017

Luna de miel en Indonesia con Nusahti. Etapa Java

Tras la etapa en la selva de Borneo pusimos rumbo a Semarang ciudad al sur de la isla de Java, desde allí en un viaje de 3 horas llegaríamos a la frenética Yogyakarta.


La etapa en Java fue diferente pues normalmente no contratamos guías, simplemente utilizamos la fórmula del driver que te lleva a un punto a otro de la ciudad o región. En este caso tuvimos el acierto de contar con un guía de habla española. Fue genial que nos pudiese acompañar e ir contando la gran historia de la isla de Java.

Etapa Java:


En la isla de Java pasamos 3 días, al principio creíamos que iban a ser pocos, pero tras la vuelta del viaje, hemos visto que están muy bien para ver los puntos de interés que seleccionamos con la ayuda de Nusahti.
Nada más llegar a Yogyakarta cogimos la cámara e hicimos nuestra primera incursión a la calle Malioboro. Puestos de comida callejera por todos lados, gente tocando música, espectáculos de danza en plena calle, turistas y vida mucha vida en esta vía tan asiática.



Desde Yogyakarta hay dos templos que son imprescindibles:

Borobudur: Templo budista del año 800, que se alza sobre un pequeño monte. Tiene miles de campanas con budas en su interior, es aconsejable visitarlo a primera o ultima hora del día para evitar aglomeraciones. En nuestro caso hicimos la visita para ver amanecer 3:00 am y ya tuvimos problemas para coger un sitio cómodo sin nadie delante, al final gracias al guía conseguimos uno de los mejores asientos para ver amanecer.

Prambanan: Templo hinduista de también comienzos del siglo IX, una etapa próspera para la isla de Java. En este caso el templo es un conjunto de muchos mini templos que se extienden por una llanura. Cada templo está dedicado a un dios hindú diferente y en las paredes hay grabados que cuentan historias hindús.



Esta excursión es típica hacerla en un sólo día. Además de los dos templos más importantes se van visitando templos de menor rango pero que están menos masificados y también son agradables visitar. El templo del agua de Yogyakarta por ejemplo.

Tras una mañana de templos tocaba volver a Calle Malioboro y hacer algunas compras:

Cafe de Luwak o Kopi luwak. Es un café que se hace con las heces de civetas que se alimentan de semillas de café. Pero mejor que yo, os lo puede explicar Jack Nicholson en la película Antes de partir:


En una visita guiada en una fábrica donde tienen civetas y te explican el porceso, nos intentaron vender 250 gramos a precio de oro, casi un timo.
La realidad es que en cualquier supermercado local se puede conseguir a un precio más asequible. Nosotros lo compramos en la misma Calle Malioboro casi 20 veces más barato.

Tabaco de clavo
Tabaco de clavo o Kretek. Durante estos primeros días nos dimos cuenta que el olor del tabaco era más suave y agradable. Estuvimos preguntando y dimos con la causa y es el clavo. Son cigarillos que tienen una mezcla de clavo lo que le da una sabor más suave en la calada, como contraposición cada cigarrillo tiene 2,3 mg. de nicotina y 39 mg. de alquitrán vs los 1,1 mg de nicotina y 15 de alquitrán que tiene un cigarrillo de Marlboro normal.

Se puede comprar en cualquier tienda o centro comercial, nosotros por darle de probar en España a algún amigo fumador compramos Gudang Garam.

Recuerdos. En general todos los recuerdos que hay por Malioboro son un poco horteras y puedes encontrar los mismos pantalones de tela con elefantes que has visto en Tailandia, SriLanka o Vietnan. Para la compra de recuerdos nos fuimos a una tienda que tenía cosas originales en Pos Layanan Dagadu en calle Jl. Alun-Alun Utara a unos 5 minutos de Malioboro.

Siguiente etapa del viaje en BALI

Bonus:
Como es inevitable encontrarte turistas españoles en el templo de Prambanan y a estos quizás les queda todavía visitar el templo de Borobudur, se lespuede "regalar" la entrada pues es de día completo.




lunes, 14 de agosto de 2017

Luna de miel en Indonesia con Nusahti. Etapa Borneo

Organizar una boda en solo seis meses no es una tarea fácil, por lo que para preparar nuestra luna de miel decidimos recurrir a una agencia de viajes.

En nuestro caso, para el viaje de luna de miel contamos con Nusahti. Contactamos con ellos a través de Facebook y desde el principio todo fueron respuestas rápidas y eficaces.

Amanecer en Borobudur. Java
Organizamos el viaje junto a Nusahti, contando con su experiencia y recomendaciones en combinación con las ciudades y puntos de interés que nosotros queríamos visitar. 
Nos dejamos guiar bastante por ellos, creo que la fórmula de viaje organizado con una agencia de españoles viviendo en el país de destino es de las mejores.

Sin más introducción, pasamos a contar el itinerario y algunos consejos clave para cada uno de los destinos:
Etapa Borneo:

En primer lugar aterrizamos en Yakarta. Nada más bajar del avión te das cuenta que has llegado al sudeste asiático, ya que la humedad y calor te dan la bienvenida. Hicimos un primer día de conexión que aprovechamos para:
  • Cambiar dinero. Aunque en las guías y blogs recomiendan hacerlo en el aeropuerto, hay que evitar las taquillas de cambio de la terminal de llegadas. Tienen un cambio malísimo, rozando el timo. En los hoteles generalmente cambian sin comisiones, pero el mejor cambio lo puedes encontrar en algunas casas de cambio. Justo antes de cambiar hay que consultar a cuánto está el cambio oficial, pues la Rupia Indonesia (IDR) fluctúa bastante respecto al euro.
  • Comprar una tarjeta SIM con datos. Esto ya lo habíamos hecho en otros viajes y nos parece muy útil comprar un tarjeta de prepago nada más llegar. El objetivo aquí, más que tener datos para poder estar viendo el Facebook todo el día, es poder comunicarte con hoteles, drivers y demás negocios locales. Te facilita la vida a la hora de quedar, hacer reservas o consultar información de horarios etc.
Yakarta, antigua Batavia, dicen que tiene poco que visitar, por lo que nos quedamos en un hotel cerca del aeropuerto. Hay mucha oferta, y nosotros nos alojamos en el FH7 Resort, que tiene piscina y un servicio de recogida en el aeropuerto muy bueno.

Tras el día de conexión en Yakarta volamos hacia Pangkalan Bun, en la Isla de Borneo, donde nos esperaba nuestro guía para adentrarnos en la Selva de Borneo en el Parque Nacional de Tanjung Puting. En nuestro caso esta excursión fue de 3 días y 2 noches en el típico Klotok, un barco de río.


La visita a Borneo ha sido increíble, hemos podido ver al famoso orangután en tres puntos diferentes de la selva. Son estaciones donde les dejan plátanos y los orangutanes acuden a comer cuando tienen hambre. Primero come el macho alfa, que solo hay uno por manada, y después el resto de miembros. 
También nos contaban que en las épocas de lluvia, como hay fruta suficiente en la selva, a veces acuden pocos, pero en nuestro caso estábamos rodeados de orangutanes y fue una experiencia muy bonita.

En los días de excursión  vimos muchos animales, insectos y plantas. Vimos macacos, narigudos en la ribera del río y los silenciosos gibones. Una de las noches dormimos con el amarre debajo de un árbol repleto de luciérnagas, la verdad es que es una experiencia mágica.
También hemos podido ver al famoso Mochichanclero del sudeste asiático, al que le hemos dedicado una entrada del blog completa.





Turismo responsable:

Como uno de los puntos a mejorar del Parque Nacional es la suciedad del primer tramo del río. Este tramo es de un color marrón turbio, debido a las minas ilegales de oro que se encuentran aguas arriba. Se puede ver la diferencia del agua en el segundo tramo de excursión, cuando te adentras en un río de aguas negras cristalinas. 
Es un problema del que Indonesia lleva años intentando escapar, al igual que de la deforestación por la venta ilegal de madera y el cultivo de aceite de palma. Problemas complejos y con difícil solución. Muchos locales nos contaron que viven de eso y que no hay alternativas reales de empleabilidad en la región.

Bonus:

A lo largo de toda la ribera veréis edificios como el de la imagen. No son ni graneros, ni secaderos, son edificios granjas que con altavoces hacen el trino de llamada a un golondrina del tipo Collocali. Estas golondrinas construyen sus nidos con saliva dentro del edificio y los nidos son recolectados. Estos nidos tiene un alto precio en el mercado asiático y son vendidos como productos afrodisíacos.

Peleas de gallos en Indonesia

Mount Batur

Tristemente en Indonesia hay una realidad que aún está muy arraigada en la zona central de la isla de Bali y se menciona en pocas guías o blogs, son las peleas de gallos.

De excursión en Kintamani, uno de nuestros guías nos acercó en bici hasta su pueblo. Aparte de las explicaciones típicas, nos señaló que en la región las familias crían gallos de pelea.




Lugareño lavando sus gallos
Gallos en jaulas











A pesar de que actualmente deberían estar controladas por la policía, las peleas de gallos ilegales se siguen organizando previo pago de sobornos. Nos llevó al ring de pelea de la foto, nos contó que los gallos equipados con afilados espolones y dopados con diferentes sustancias luchan hasta la muerte. El animal es jaleado por su propietario y apostantes que se juegan unos 50k IDR (3€) por pelea.


Cría de gallos

Aparte de lo deplorable de esta actividad por la falta de respeto a los animales, aquí subyace un problema añadido, la adicción al juego "gambling" que, según nos transmitió nuestro guía, tenían muchos de los lugareños, la mayoría de ellos hombres.

El viajero debe saber que fomentar estos espectáculos asistiendo a las peleas de gallos, da soporte a una actividad primitiva de dudoso respeto por los animales y además fomenta la adicción al juego de los locales.
Ring de peleas de gallos

viernes, 11 de agosto de 2017

Mochichanclero

Indonesia tiene muchos rincones por descubrir, sitios que visitar y gentes que conocer, pero sin duda el descubrimiento de este nuevo espécimen es algo que resaltar de nuestro viaje.

Es una nueva especie de homínido, abundan en terminales de aeropuerto, paradas de taxi y halls de hoteles, es una especie bautizada como MOCHICHANCLERO.

Como su nombre indica, el mochichanclero se caracteriza por tener acoplados a su cuerpo dos complementos característicos e indispensables: mochila y chanclas.


Mochila
Primero y principal es la mochila. Esta debe ser grande, a poder ser de alta montaña, aunque el susodicho vaya a la costa. La principal regla a la hora de elegir la mochila es que sea inmensa, mula grande ande o no ande, al fin y al cabo, se pretende echar ahí todo lo necesario para unas vacaciones.

Hemos visto ejemplares de mochichancleros con mochilas que les doblaban en altura. Con esas dimensiones, además de transportar la ropa y el camping gas, consiguen una evolución extra: un punto de apoyo para mantenerse en pie sin utilizar las piernas.

Chanclas

El segundo complemento son las chanclas. No hay mochichancleros sin sus chanclas. Hemos visto muchas subespecies, desde la mochila andante con chancla de dedo, hasta chanclas con calcetines atadas con velcro. La variedad de especies y combinaciones aquí es infinita.

El mochichanclero no entiende de latitudes ni altitudes. Su mochila de 75 litros de alta montaña con doble capa de tela térmica y depósito de agua van a donde sea, eso sí, en taxi o con chofer. Claro está que con 50 kilos a la espalda no aguantas ni 5 minutos andando y menos con chanclas de dedo.


Al sujeto y su mochila no les importa adentrarse en los sitios más inhóspitos, por ejemplo la selva de Borneo, eso sí, en chanclas y con los pies descubiertos. No olvidar detalles como las camisetas de sisas y gafas de sol reflectantes. Espectacular, divisar un mochichanclero en la oscura y frondosa selva de Borneo siendo atacado por mosquitos.

El mochichanclero también abunda por las zonas de playa, aquí siempre acompañado con unas buenas quemaduras solares. Cuidado con meterte con él, nunca hay que descartar que vaya armado con su palo selfie con GoPro incluída. El individuo conoce la cantidad de miradas que atrae y en un giro genético darwiniano se camufla colocándose en la cabeza un gorro autóctono de aldeano chino, así cree estar en armonía con los locales, ya no es detectado.

El sujeto suele ir en pareja o grupos y no escasean conversaciones del tipo:

- "cariño te dije que era mejor llevar maletas" 
seguidas de una réplica en general del macho:
-"pero si las mochilas son mucho más prácticas"

Por supuesto son prácticas, si vas a escalar el Everest, pero no para alquilar la motito que le prometiste a tu mochichanclera hembra.

El mochichanclero también abunda en las colas de facturación, no hay espécimen que no coloque todas esas cintas en orden, para que no se le enganchen en el cuello al de la facturación.
En el aeropuerto hay un rito que al resto de humanos nos encanta observar y nos genera mucha paz interior: el momento en el que mochichaclero macho, ha olvidado el pasaporte dentro de su saco a la espalda con 50 kilos de ropa sucia. Se conocen casos en los que en la búsqueda de ese objeto olvidado, el sujeto es engullido por su propia mochila. Mientras la hembra espeta el grito común en la especie: “¡te dije que era mejor traer maletas!!”.

Es también rasgo característico el móvil colgado al cuello con bolsita de plástico, no hay selfie o plato de comida local que se le escape al mochichanclero. 

Románticos

Al fin y al cabo el mochichanclero es un romático, son individuos que suspiran por revivir esas aventuras de descubridores en el profundo Amazonas, tiempos en los que tenías que llevar todo tu equipaje encima.
Valientes, que con su carga a la espalda, su SIM con datos en el IPhone y el chófer esperándoles con cartelito en la terminal de llegadas, se lanzan a la loca aventura de disfrutar de sus vacaciones.