domingo, 3 de septiembre de 2017

Luna de miel en Indonesia con Nusahti. Etapa Gili y Komodo



Llegaba la última etapa. Nos tocaba los días de sol, arena, snorkel, happy hours y dragones. En la última parte del viaje visitamos 2 islas muy diferentes, Gili Trawangan y Flores.


Puesta de sol en Isla Trawangan
Etapa Islas Gili:


Gili significa "isla" en Indonésio. Las conocidas islas gili de Indonesia son: Gili Trawangan, Gili Nemo y Gili Air. Cada una con sus características y orientadas a un turismo diferente. 

En nuestro caso elegimos Trawangan, por ser la isla donde más jóvenes se dirigen y la que más oferta tiene de hoteles y restaurantes.

Las islas Gili son lo más parecido a un paraíso isleño. No hay coches, toda la gente se mueve andando y en bici y los taxis son carros tirados por caballos. La isla Trawangan está rodeada casi al completo de bonitas playas de arena blanca y claras aguas critalinas turquesa. 

Nuestra etapa en Trawangan se basó, en playa, snorkel, comidas ricas, puestas de sol y cocktails en la happy hour. Son unas islas para descansar y disfrutar de paseos en bici.

Tortuga de Isla Trawangan
Nos llamó la atención la cantidad de sitios donde ofrecen magic mushroom, parece como que estas islas estén fuera del control de las estrictas leyes indonesias antidrogas, no hay policía, y en cualquier sitio ofrecen setas alucinógenas.





Etapa Komodo:

Para llegar a Flores hicimos un día de transición en la ciudad de Kuta en Bali. Nos alojamos en un hotel cerca del aeropuerto Hotel H Sovereign Bali, del que hay que destacar su delicioso desayuno, además de su proximidad a unos almacenes (Krisna Oleh Oleh) donde venden todo tipo de souvenirs. En este almacen estaba todos los souvenirs y recuerdos que habíamos visto durante el resto de días por todo Indonesia a un precio más que razonable.

En Kuta fuimos a comer a un restaurante en la costa el cual nos gustó por su localización como por su comida, fue el Pantai en la calle JL. Wanna Segara. Cenamos en primera linea de playa, con unos camareros súper amables y por no más de 400k IDR( 25 €).
Famosos Satais de carne
















Después de la tarde de transición nos embarcamos rumbo a Flores. Esta isla es una isla inmensa que daría para varias semanas de visita. En nuestro caso nos limitamos a visitar el Parque Nacional de Komodo, Rinca y nos alojamos en Lambuan Bajo.

Dragón de Komodo en Rinca
La visita a Komodo y Rinca la hicimos con una noche de por medio en alta mar, para ir de isla a isla se utilizan un pequeños barcos, hay que revisar que todo esté bien antes de iniciar el viaje, que el motor arranque sin problemas, que haya generador de electricidad, duchas con agua dulce, etc en nuestro caso el barco tuvo algunos problemas con el motor, pero la tripulación los solucionó mientras nosotros hacíamos la visita a Rinca.



Navegando hacia el Parque Nacional de Komodo

Pink Beach
En la visita a Rinca vimos la mayoría de dragones, además conseguimos ver una pareja comiendo un bufalo. En cambio en Komodo solo vimos un dragón que estaba demasiado cerca de las cocinas de los guías y parecía más bien domestico comparado con los salvajes de Rinca.

La verdad es que la visita a Komodo si no ves dragones, ya merece la pena por pasar por Pink Beach y Manta Point. Dos sitios de snorkel espectaculares, donde puedes ver infinidad de peces y corales de todos tipos y colores.


Sepia en Pink Beach
Bonus:
Si para visitar Komodo hacéis noche en Lambuan Bajo, os aconsejo cenar en uno de los pocos restaurantes que se salvan de la ciudad, Happy Banana. A pesar de su nombre, es un japonés con decoración original. El precio es medio, los sabores están muy bien conseguidos y el trato es genial.

To be continued


1 comentario: